miércoles, 23 de diciembre de 2009

Mito tolteca - azteca


Los espíritus de los muertos debían presentarse ante Tezcatlipoca - el JAGUAR, el Gran ESPÍRITU de la SELVA- para recibir su sentencia vestidos con una piel de ocelote y con un yugo de madera al cuello.
Antes de entrar en el reino de la muerte, la morada de Mictlan, eran sometidos a varias pruebas. La Selva, poderosa regenerado, determinaría en qué cuerpo renacería el difunto.